miércoles, 15 de julio de 2009


FRANCISCO FLORES AGUIRRE "UNGA"


LA PALABRA


EL LENGUAJE ES LA CASA DEL SER

THESIS

“LA PALABRA, PARA LOS HUMANOS, ES LA FUENTE MAS CARACTERÍSTICA DE LO QUE SOMOS, ASÍ COMO EL MISMO FUNDAMENTO DEL SER CÓSMICO AL CUAL DENOMINAMOS
HOMBRE.”

DELIMITACIÓN DE CONCEPTOS

1.- LA PALABRA.

1.1.- La palabra es el instrumento del espíritu, del alma humana, de nuestra conciencia, de nuestra mente, por medio de la cual generalizamos y discriminamos; con ella comprendemos que cuando hablamos del mundo, en verdad nos referimos al mundo. Por ella pasamos del simple signo al significante; del significante al significado; del significado al símbolo; del símbolo al mito; del mito a la explicación religiosa; de la vivencia religiosa a la ciencia, último producto de la palabra del hombre.

1.2.- La palabra se expresa con un término; en lógica lo indicamos con una comilla ‘palabra’. La palabra no es el término. El término, no es verdadero ni falso, solo es guía del significado.

1.3.- La palabra , es también el silencio, el gesto, la imagen, el color , la señal; es el lenguaje. (oral, escrito, gráfico...)

2.- FUENTE.

2.1.- FUENTE. PRINCIPIO. Es el punto de partida y el fundamento de un proceso cualquiera, como pueden ser los principios del aprendizaje de cualquier teoría psicológica.

3.- FUNDAMENTO.

3.1.- Es igual a causa como razón de ser. Es la explicación y justificación racional de cualquier situación a resolver.

4. HOMBRE.

4.1.- El hombre, con respecto a la tierra que habita, no es, como tanto tiempo se ha creído, un punto central alrededor del cual gira el resto del cosmos, sino que es la cumbre de la evolución cósmica, a la cual da sentido, viniendo a ser (en frase de Karl Ernest Von Baer, citado por Adolf Haas) la revelación creciente del pensamiento creador de Dios. Y si usted no lo cree, de la complejidad de la materia o de la caída eterna de los átomos del cosmos.

4.2.- Listamos a continuación las principales características humanas:
-Razona
-Se comunica, habla
-Se interrelaciona con otros
-Decide, tiene libre albedrío
-Tiene responsabilidad sobre sus decisiones
-Es creador
-Posee valores sobre la belleza, lo bueno, lo malo, lo justo
-Tiene capacidad de autocrítica
-Se transforma a si mismo y a su entorno
-Establece un modelo de ser humano
-Posee el sentido del tiempo. Aprende en cabeza ajena
-Fija metas
-Ríe, llora, juega
-Ama y ... Odia ...
-Hace arte
-Construye diferentes lenguas: francés, inglés, español,
alemán...
-Es un ser que se compromete
-Es la persona, el ser que dice “yo sé que lo puedo hacer, lo
voy a hacer”
-El dolor, otro signo, otra palabra, la medida de la acción
de un hombre contra el otro
A D V E R S A R I I
(TEORÍA DE LA FALSEABILIDAD DE LAS HIPÓTESIS)

1.- Uno de ellos es el problema de los universales en su formulación precisa de un texto de la Isagogue de Porfirio (233-304), del cual Counsin dice que “es el punto de partida de toda la filosofía moderna”: “...por ahora me abstengo de decidir, en lo que toca a los géneros y las especies, si no existen sino en los entendimientos solos y desnudos o si son corporales o incorporales (que subsistirían aparte). Y también de determinar si existen como separados de las cosas sensibles o dentro de ellas, y cual es su permanencia. Este es un trabajo arduo y exige una mas extensa investigación.”
Las cuestiones aquí planteadas son tres: primero, se trata de saber si los géneros y las especies, esto es, los universales, existen solo en la mente humana, o tienen también alguna clase de realidad fuera de la mente. O sea según los términos del propio autor, si tienen un “verdadero ser” (verum esse) o sea únicamente existen en nuestra “opinión” (in opinione). En el supuesto que tengan un “verdadero ser”, esto es, un ser extramental, cabe plantear una segunda cuestión: ¿los universales, son pues algo corporal o son incorporales?. Cualquiera sea la respuesta a esta pregunta , cabe todavía formular una tercera: ¿los géneros y las especies, existen aparte de las cosas sensibles, o en ellas mismas?

2.- El materialismo filosófico y pragmático, señala que “No es la conciencia lo que determina el ser, sino el ser el que determina la conciencia”. Igualmente la XI tesis de Feurbach: “Los filósofos no han hecho otra cosa más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo”.

3.- La opinión del lugar común: “El hombre de algo o de alguien no representa nada, es sólo una convención entre los hombres”. Puede decírsele como quiera, hay libertad de estipulación del lenguaje, “la palabra” no dice nada. Tan es así, que el mundo está lleno de palabrería y demagogia, el hombre de hoy, paga para que lo engañen con el uso de la palabra. Tan no dice nada la palabra, que es necesario contratar a un notario público para que de fe de ella.
Es evidente, con lo anteriormente expuesto, que el saber cual es el poder de la palabra nos va a permitir lograr un objetivo: Determinar que la palabra para los humanos es la fuente más característica de lo que somos.
Es claro que el concepto central de nuestro análisis es la palabra, nuestra única limitación será el decirles que duden de todo lo que diga, que no me crean, contrástenlo ustedes mismos. Hace muchos años que quise parir esta idea, haré el intento ahora.
¿Qué importancia tiene este tema?
En el siglo XI se afirmó ya lo siguiente: “La filosofía dice Pedro Damiano: “... Es un invento diabólico. El demonio puede considerarse como el verdadero fundador de la gramática, pues el fue quien enseñó a nuestro primeros padres a declinar el nombre de Dios en plural”: Eritis sicut dii.



“ERITIS SICUT DII”
PROBATUR THESIS


Tiene razón Andre Malraus al afirmar que el hombre no es una abstracción, una esencia intemporal, pues es un ser comprometido. No tiene pues derecho a atravesar el mundo como espectador, sino que debe ser actor de gran drama humano, cuyos actos articulados se manifiestan a través del lenguaje humano.

El lenguaje humano, dice don Antonio Gómez Robledo, “No es una parte de la naturaleza, sino más bien una expresión o encarnación del espíritu, no es producto de evolución mecánica, sino de actividad creadora.” El hombre de nuestro tiempo intuyó esa situación .

Un hombre de ayer, Platón en El Sofista (263e) testimonió algo semejante: “Pues no es verdad - pregunta el extranjero- que pensamiento y palabra (dianoia y logos) son lo mismo, salvo que el pensamiento es el diálogo interior y silencioso del alma consigo misma , en tanto que el flujo que emana del alma y pasa por la boca con sonido lo llamamos palabra”.

Si el verbo es pensamiento en lo interior y palabra en lo exterior y si el mundo es el efecto de la palabra divina y la historia de la palabra humana (Vico), entonces la naturaleza entera puede tomarse como un símbolo de la realidad sobrenatural y natural, respectivamente.

Toda significación debe tener en el origen su fundamento en alguna conveniencia o armonía natural entre el signo y la cosa significada.

Los textos sagrados cuando mencionan al primer hombre, afirman -en el texto bíblico- que Adán había recibido de Dios el conocimiento de la naturaleza de todos los seres vivientes, y por eso pudo darles sus nombres.

Recordemos que en la mentalidad antigua , el nombre de un ser no sólo lo designa, sino que determina su naturaleza. Un cambio de nombre señala por lo mismo un cambio de destino. Así, por ejemplo, en el génesis: “No te llamarás más Abram, sino que tu nombre será Abraham, pues padre de muchedumbres de pueblo te he constituído....”. Dios dijo a Abraham: “A Saray tu mujer, no la llamaras Saray, sino que su nombre será Sara. Reyes de pueblos procederán de ella”

Y ya ve:
SARA; ISAAC; JUDÍOS
(LIBRE)
ABRAHAM AGAR; ISMAEL; ARABES
(ESCLAVA)

Vaclav Havel (hoy Presidente de Checoslovaquia) en su discurso de agradecimiento por el Premio de la Paz que le otorgaron en Octubre de 1989 los libreros Oeste-Alemanes, en la Feria Internacional del Libro, en Frankfurt, escribió: “La palabra tiene un poder misterioso en la historia de la humanidad”. Es real.. Al principio fue la palabra; consta en la primera página de uno de los libros más importantes que conocemos:
· “Dijo Dios haya luz y hubo luz...” (1.3)
· In principio erat verbum erat apud Deum..
· .“En el principio existía la palabra y la palabra estaba con Dios . Y la palabra era de Dios.
· Ella estaba en el principio con Dios
· Todo se hizo por ella y sin ella no se hizo nada de cuanto existe.
· En ella estaba la vida
· Y la vida era la luz de los hombres.
· Y la luz brilla en las tinieblas
· Y las tinieblas no la vencieron.

El antiguo testamento conocía el tema de la palabra de Dios y el de la sabiduría que existía en Dios antes del mundo.

Por lo tanto, lo que esto significa en este libro, es que el origen de todo acto de creación es la palabra de Dios. ¿acaso no es la palabra para los humanos, también la fuente más característica del ser cósmico al cual denominamos hombre?.

El espíritu, el alma humana nuestra conciencia, nuestra mente, generalizan y discriminan por medio de conceptos; comprendemos por ellos que cuando hablamos del mundo , en verdad nos referimos al mundo, y , ¿no existe acaso todo esto por medio de o directamente, a través de la palabra?.

Si la palabra divina es la fuente de toda creación divina, entonces aquella parte de la creación que se ve representada en la estirpe humana, existe por si misma únicamente gracias a otro milagro de la palabra del hombre.

Y si este milagro es la llave que abre la historia del hombre, entonces es a su vez la llave de la historia de la sociedad y quizá lo primero se da sólo gracias a lo último.

Si la palabra no fuera un medio de comunicación entre dos o mas “yo” humanos, probablemente no existiría en lo absoluto.

¿Es pues, la palabra del hombre tan poderosa que pueda cambiar el mundo e influir en el curso de la historia?, ¿tiene ese poder?. ¡Se puede ir a la cárcel por decir tan solo una palabra!. Con dos palabras ‘te amo”, se aflojan todas las riendas, con el amor se gobiernan lo cielos y los corazones. Con el “te odio” todos los hombres se hacen guerra cruel y rivalizan hasta destruir la maquina del universo. Con el saber de la palabra , se produce la información, el conocimiento: la clave del crecimiento económico del siglo XXI.


COROLARIO

1.- Cuando el espíritu humano se reconoce a si mismo y este auto reconocimiento lo expresa en la palabra, es que en ese momento ha creado, mediante la generación espiritual, una imagen de si mismo.

2.- El conocimiento engendrado por la palabra, resulta no ser sólo la fuente de poder de más calidad, sino también el ingrediente más importante de la fuerza y de la riqueza.

3.- Los imperios del futuro son imperios de la mente, de la dianoia, del logos, del saber.

4.- El control del conocimiento, de la palabra, es el punto capital de la lucha mundial por el poder que se entablará en todas y cada una de las instituciones humanas.

5.- Toda actividad que denigre la palabra, prostituye al hombre mismo y su vida interior.

6.- “Saber para ser,
saber para poder
poder para vencer
vencer para trascender”

7.- El lenguaje es la casa del ser.

8.- No me crean nada, y si algo me llegan a creer, háganle mas caso al oído del pueblo: “El pez por su boca muere”.

9.- De la abundancia del corazón habla la boca.

10.- En boca tapada no entran moscas.

11.- Más tarda un hablador en caer que un cojo.

12.- No le hace daño al hombre lo que come por su boca, sino lo
que sale de ella.

13.- Marco Aurelio: Si tenemos pensamientos felices, seremos felices. Si tenemos pensamientos desdichados, seremos desdichados. Si tenemos pensamientos temerosos, tendremos miedo. Si tenemos pensamientos enfermizos, caeremos probablemente enfermos. Si pensamos en el fracaso, seguramente fracasaremos, si nos dedicamos a compadecernos, todo mundo huirá de nosotros.

14.- Y Jesús dijo: “Tal como piensa el hombre en su corazon, así es él”.

15. “Según piensas en tu alma, así es”. Proverbios 23-7:

16.- “No es lo que entra por la boca lo que hace impuro al hombre; pero lo que sale de la boca, eso es lo que al hombre lo hace impuro” Mateo, 15-11. .... Porque del corazón provienen los malos pensamientos. (19)

No hay comentarios:

Publicar un comentario